¿Qué es un embudo o funnel de conversión?

¿Ya conoces qué es un embudo o funnel de conversión? En este artículo te explicaremos la metodología para que los usuarios, se conviertan en clientes. ¡Sigue leyendo!

Crear un embudo de conversión es sinónimo de tener una estrategia digital planificada por lo que podrás tener visibilidad del recorrido de un cliente, identificar problemas y planear acciones en cada una de las etapas.

El embudo de conversión o funnel de conversión es una herramienta para conseguir ciertos objetivos en marketing digital. Se puede aplicar tanto para un e-commerce como para conseguir leads u objetivos dentro de un sitio web. 

La función principal del embudo de conversión es determinar los pasos que deberán realizar los usuarios para conseguir un objetivo, entre los más comunes se encuentran: compra, reservación o la generación de un registro o lead.

Tal como lo hace un embudo en nuestra realidad, ayuda a ir segmentando o bien, filtrar lo que nos interesa obtener. En el caso de un funnel de conversión nos ayuda a ir filtrando a los leads o usuarios que llegan a nuestra página o producto con el fin de encontrar a quienes son prospectos a compra, clientes calificados y finalmente clientes.

¿Cómo saber si necesitas crear tu propio funnel o embudo de conversión?

Tu empresa o negocio digital necesita esta metodología si:

  • Buscas reducir los pasos que debe seguir un cliente para llegar a tu producto y comprar.
  • Necesitas optimizar los procesos de compra o captación de clientes.
  • Comenzarás o tienes activa alguna campaña online.
  • Te concentras en usuarios calificados y realmente interesados en tus productos.
  • Ofreces beneficios a clientes interesados o que ya han realizado una compra.
  • Optimizar la inversión en campañas, email, contenidos o experiencia de usuario.
  • Quieres conocer las necesidades del cliente y quieres mejorar la relación con tu marca.

Si has dicho que sí a al menos uno de los puntos anteriores: Sí, necesitas crear estrategias pensando en el funnel de conversión. Esto es uno de los componentes de la metodología Inbound ya que te ayuda a saber en qué punto se encuentra tu público objetivo y a planear por periodos cómo cumplir tus objetivos de negocio.

¿Para qué usamos el funnel de conversión?

El embudo nos ayuda a determinar el porcentaje de pérdidas en cada paso del recorrido web, que tiene que dar el usuario para cumplir un objetivo. Con esto podemos identificar cuáles son los puntos débiles y qué es lo que debemos optimizar. En otras palabras, del total de usuarios que llegan a nuestro sitio web solo un pequeño porcentaje de usuarios terminarán dejando sus datos, realizando una compra o una reservación, después de haber recorrido la serie de pasos que conforman el funnel. 

La mejor forma de optimizar el funnel de conversión es que el porcentaje de pérdidas sea el más bajo posible. O, dicho de otro modo, que los usuarios que superen las distintas fases del embudo sean los máximos posibles.

Cuando analizamos a detalle el comportamiento de los usuarios en el funnel de conversión, podemos detectar hallazgos importantes para la estrategia. 

Por ejemplo: 

  • Saber en qué momento los usuarios se caen del embudo. 
  • Identificar en qué parte del formulario se van los usuarios. 
  • Detectar en qué área debemos enfocar nuestros esfuerzos. 
  • Si cruzamos la información con la de nuestras campañas, podemos determinar nuestro ROI (Retorno de Inversión).
  • ¿Qué páginas presentan problemas?
  • ¿Cuál es la tasa de conversión de cada paso?
  • ¿Cuántos usuarios abandonan el sitio después de realizar uno, dos o tres pasos?
  • ¿Qué etapa presenta más abandonos?

Es importante mencionar que debemos enfocar los esfuerzos a todas las etapas del funnel: un error muy común es darle únicamente importancia a la parte superior del funnel, lo cual puede representar un número muy alto en cuanto a abandonos en la siguiente fase.

Etapas del funnel o embudo de conversión

Cada embudo de conversión cumple con las fases que recorre un usuario para pasar de ser un extraño a ser un cliente que promueve tu marca. Las principales en este proceso son:

  • Descubrimiento/Awareness: como lo indica el nombre es el momento en que un futuro cliente descubre tu marca gracias a campañas, estrategias SEO, contenido en redes sociales o por recomendación. Las acciones estarán destinadas a dar a conocer tu negocio.
  • Consideración: los esfuerzos y estrategias están encaminados a que los usuarios identifiquen que pueden confiar en tu marca para resolver una o más necesidades vinculadas a ella.
  • Decisión: consiste en todas las acciones que impulsan a la compra de un servicio o producto. Esto incluye las facilidades del proceso, atención al cliente y finalmente la adquisición.
  • Fidelización: es la etapa a la que todo proceso quiere llegar ya que se vincula con la lealtad del cliente y cómo sus recomendaciones impulsan a los resultados con nuevos usuarios. 

Etapas del Funnel de conversión

Elementos necesarios para hacer un funnel de conversión

Para crear un embudo de conversión funcional para los objetivos de tu marca necesitas considerar los siguientes elementos:

  • Tráfico a tu página, ya sea orgánico o pagado. Para esto tu sitio deberá estar funcionando correctamente sin presentar errores. Realiza una auditoría para detectar cualquier desperfecto.
  • Una Landing Page con la información necesaria para dar a conocer tu producto y una forma en la que el usuario pueda establecer contacto contigo.
  • Formularios de información y procesos sencillos de navegación.

Si ya cuentas con un embudo de conversión, sigue leyendo porque te vamos a dar una lista de buenas prácticas para optimizar los resultados.

¡Mejora tu funnel de conversión!

A continuación, te presentamos algunas prácticas que te ayudarán a mejorar tu funnel de conversión y hacerlo más fluido.

  1. Entre más rápido y sencillo mejor. Haz que el recorrido hacia el cumplimiento de los objetivos sea lo más fácil posible. Evita distractores y se contundente con información concisa y clara. 
  2. Navegación intuitiva. Los usuarios deben encontrar lo que buscan de manera intuitiva, para poder avanzar en el funnel. Para esto utiliza enlaces útiles, organiza tu sitio por secciones y elimina lo que no sea de utilidad. 
  3. Evita ofrecer demasiada información. Evita bombardear de información a los usuarios, concéntrate en la información esencial y elimina los distractores.
  4. Ofrece ayuda. Un chat en línea siempre será de mucha utilidad, sobretodo para los usuarios que les gusta preguntar antes de reservar  o comprar. Es un plus que tengas número de contacto y la dirección de tus oficinas, ya que generas mayor seguridad y confianza. 

Si deseas cumplir con los objetivos de tu negocio y necesitas ayuda con tu estrategia digital, no dudes en contactarnos, en Virket Agency contamos con un grupo de expertos en marketing digital que te apoyarán para cumplir en conjunto con tus objetivos. ¡Contáctanos!

Newsletter

Suscríbete a nuestro blog para recibir los artículos a tu correo:
¡Gracias por suscribirte!

Síguenos

Facebook Twitter Instagram LinkedIn