Prácticas para hacer diseño web sostenible

¿Qué es el diseño web sostenible? ¿Qué significa hacer un diseño sostenible? Esas son las preguntas que el artículo de hoy quiere responder. ¡Sigue leyendo!

Hacer que un sitio sea más sostenible es posible y muchas veces es un diferenciador para las empresas debido a que cada vez hay más conciencia acerca de la huella que deja la industria digital.

Lo digital en realidad no siempre significa consumo más verde o ecológico, porque debemos considerar a las granjas de servidores. El internet consume muchísima energía eléctrica. 

En promedio un sitio web produce cerca de 1,76 gramos de CO2 y con los visitantes que pueda tener al año, estamos hablando de muy altas cifras de dióxido de carbono por tu sitio. 

Son muy altos los números pero hay soluciones que no sólo traen buenos resultados para el ambiente, también lo harán para lograr una durabilidad envidiable de tu sitio y así combatir el diseño web desechable.

Lo primero que recordamos es que mientras más sencillo sea para una página adaptarse a los cambios constantes que hay en los buscadores o en internet, más eficiente será.

¿Por qué comenzar a minimizar la huella de carbono con un diseño web sostenible?

La respuesta es muy sencilla, porque cada vez hay más páginas, más sitios y la cantidad de CO2 es muy alarmante, no podría sorprender que muchos buscadores comenzaran a dar preferencia a sitios verdes.

Para ello hay que pensar, ¿son necesarias las granjas de servidores funcionando en doble plano para que un video poco atractivo se ejecute? No. ¿Cómo podríamos asegurar que estamos dando un contenido visual y con diseño adaptado para tus usuarios?

Si bien una solución son proveedores de Hosting mucho más ecológicos, un diseñador web puede hacer su parte junto al hacer diseño web sostenible en páginas ligeras, sin que consuman miles de bytes.

No es imposible, hace algunos años muchos sitios sólo pesaban cerca de 1 MB y ahora es el doble, ¿cómo podrías mantener un sitio presentable y acorde con los objetivos de una marca? La solución puede ser considerar el peso desde la planeación y dentro del presupuesto.

Un caso que hizo realidad esto fue la creación de un WordPress sobre sostenibilidad que hace honor al tema, ya que sólo pesa 6 KB. Lo han logrado gracias a que no contiene imágenes que no necesita, tiene una fuente disponible para todos los dispositivos y un menú que carga como una página separada. La creación fue de Jack Lenox y puedes navegar para comprobarlo.

Al entrar al sitio también encontrarás consejos sobre la programación y los códigos utilizados para que una página como esta sea posible. Claro, las buenas prácticas para el diseño sostenible que se aplicaron en este sitio van al extremo, no siempre es posible hacerlo así, pero hay un precedente al que podemos poner atención.

Si extraemos lo más relevante es que un diseño web sostenible y eficiente significa tres cosas:

  1. Usuarios contentos
  2. Mejor posicionamiento
  3. Funcionamiento de servidores más eficiente

Muchos de los consumidores están optando por soluciones con más conciencia ambiental y del lado de las marcas o desarrolladores, siempre vamos a querer una mejor velocidad. Recordemos que un sitio veloz, es un sitio bien posicionado.

A continuación te dejamos 7 buenas prácticas para hacer diseño web sostenible.

¿Cómo diseñar sitios web sostenibles? Conoce buenas prácticas para hacerlo

Una de las formas de mejorar esa huella digital que dejan los sitios pesados es recordar el peso desde el presupuesto. El tamaño de la página será la clave para mantener ligereza y eficiencia que son aspectos que ayudarán a la velocidad de carga lo que favorecerá en muchos sentidos a mejorar su ranking en la web.

Los siguientes consejos para hacer una web más sostenible te ayudará a cumplir tanto con los objetivos de marca como con las mejores prácticas para un diseño web sostenible.

1. Carga diferida

Dentro de un proyecto de diseño que pretende ser mucho más eficiente, hay que tener presente lo que es la carga diferida. Aplicar este tipo carga nos ayuda a dar énfasis a las imágenes y cargar otros elementos después, lo que hace más veloz el sitio y mejora la experiencia del usuario.

Por otro lado el consumo de energía se reduce ya que no se carga constantemente una página y para un usuario que está fuera de casa representa una navegación mucho más fluida. Esto también nos ayudará a tener mejor control sobre su recorrido y productos de interés. 

2. Estrategia de contenidos

Si vas a reducir el tamaño de un sitio con el fin de volverlo un poco más sostenible y con una larga vida, considera el uso de formatos amigables como el texto o imágenes en vez de videos que pueden incluso, ser detractores frente a las actualizaciones. Todo debe estar enfocado a los objetivos de la empresa, podrás experimentar en casos como proyectos personales, pero si lo que buscas es que el diseño se adapte al negocio recuerda siempre que el contenido puede ayudarte con ello teniendo en cuenta a los usuarios y el presupuesto.

Este punto también se relaciona con los formatos y cómo es que funcionan, el ejemplo del carrusel es uno de ellos porque necesita de JavaScript, así como de varios kilobytes. Puede que ahora sea una tendencia pero si lo digital comienza a ser mucho más minimalista podrías perder ese trabajo y horas invertidas.

3. Hosting

Muchos proveedores de Hosting se enfocan en el uso amigable de la tecnología, puedes averiguar si el proveedor de Hosting que actualmente tienes es “verde” con una herramienta de The Green Web Fundation. De nuevo, es posible que no sea uno de los objetivos inmediatos de una marca, sin embargo cada vez hay más conciencia a nivel consumidor de los efectos de la industria digital, así que tener una pista sobre el sitio puede ayudarte a implementar mejoras. 

4. Un diseño adecuado

Es sabido que para tener un diseño adecuado hay que pensar siempre en los usuarios y para ello, el diseño responsivo es un gran aliado, después el uso del Mobile First para el uso y la navegación desde un dispositivo móvil. Las páginas optimizadas no presentan problemas para cargar en cualquier plataforma o dispositivo.

5. Usabilidad bien planificada

Una experiencia de usuario bien definida y con el cliente en el centro de ella, ayuda a ser mucho más eficiente a un sitio. Lo mejor es que sólo se carguen las páginas que el cliente quiere ver y con buena velocidad. También es importante encontrar los desvíos que puede haber, así como los errores. Los clics no deseados o que no tienen un sentido real en la experiencia, consumen mucho más energía y no envían datos que nos confunden a la hora de revisar el recorrido y aplicar optimizaciones.

6. Planeación y recuento de las páginas

La planificación es importante para hacer diseño web sostenible porque hay que recordar que mientras más clics  enlaces el usuario va a esperar una relación lógica entre cada una de ellas. Desde el punto de vista sostenible se aprovechan al máximo los recursos disponibles, dando los mejores resultados, lo que incluye la planificación de contenido con todos los recursos gráficos.

7. Diseño de códigos

La optimización del Front – end está ayudando a desarrollar diseños web mucho más sostenibles con scripts encogidos, descargas comprimidas y la combinación de archivos para que no se envíen demasiadas solicitudes para HTTP.  Si quieres hacer tu página más rápida busca la herramienta de Google Page Speed.

Estos 7 consejos te ayudarán a hacer diseño web sostenible y con ello asegurar que no tendrás de que preocuparte durante un tiempo sobre actualizaciones que puedan afectar a los objetivos del sitio, pero sobre todo entrarás en una tendencia a la alta para ser más verde de forma digital.

Newsletter

Suscríbete a nuestro blog para recibir los artículos a tu correo:
¡Gracias por suscribirte!

Síguenos

Facebook Twitter Instagram LinkedIn