La relación del cliente y el diseñador: ¿puede ser perfecta?

Cada vez más empresas de marketing o desarrolladoras de sitios web se han dado cuenta de la importancia en la relación del cliente y el diseñador, que de esto dependen muchos factores importantes para que el proyecto sea exitoso.

La relación perfecta: cliente y diseñador

En muchas ocasiones hemos escuchado que la base de una relación es la confianza y el compromiso entre las personas. Es verdad, no tiene que ser diferente cuando hablamos de dos involucrados muy importantes en un proyecto: el cliente y el diseñador de una agencia.

Ambos, como en cualquier otro tipo de relación, realizan tareas muy importantes por este objetivo y necesitan mucha comunicación, hay que construir una relación fluida y agradable para todos.

Para comenzar a trabajar cualquier proyecto, siempre hay que estar seguros de que conocemos el concepto que tiene el cliente sobre lo que quiere y descifrarlo nunca es muy fácil. 

En todo el equipo siempre vamos a necesitar que se nos transmita esa información lo más pronto posible y de forma muy clara. Es posible que cuando preguntamos sobre las características o los mínimos que debe tener un sitio, nos encontremos con ideas que pueden estar flotando, hasta planeaciones muy bien establecidas. 

Aquí hay que recordar la importancia de la información que debe proporcionar el cliente al diseñador. Para esto puede existir un trato directo o bien, que los responsables de cada cuenta, gestionen una forma de pasar la información entre ambas personas o compañías sin que se pierda nada valioso.

Si estás por tu cuenta realizando un proyecto, toma nota de esa información que no debes dejar de lado. Para eso es muy importante el Briefing.

¿Qué debe preguntar un diseñador gráfico a su cliente?

Este es el punto del proceso que dará sentido a todo lo que estás apunto de desarrollar. Sabemos que casi siempre es un lío obtener información precisa pero para eso contamos en muchos sentidos con la ayuda de una persona con trato directo con el cliente, como el Account Manager, sin embargo, no está demás que todos los involucrados en el desarrollo lo conozcan. 

Incluso, realizar las preguntas correctas hará más sencillo el trabajo en equipo con el copy, el desarrollador y con el gerente de cuentas. Lo que nos parece muy importante porque retrabajar es aumentar el tiempo y costo de los recursos utilizados. El objetivo de tener claro todo desde el principio es que ni tú, ni nadie en tu equipo invierta más tiempo o esfuerzo del necesario. ¡Recuérdalo!

Es mejor confiar en el Briefing para mantener una buena relación del cliente y el diseñador, así como con todo el personal involucrado en un proyecto. Se trata de recursos que tienen que contar con la mayor cantidad de información posible.

Elementos indispensables del Briefing:

Las preguntas que debe hacer el diseñador al cliente, o el copy o el Account Manager incluyen las siguientes:

  1. ¿Cuál es el público objetivo al que quieres llegar?
  2. ¿Qué mensaje es el que quieres transmitir con el sitio?
  3. ¿Qué emociones quieres que se relacionen con tu producto o marca?
  4. ¿Existe una línea editorial establecida o se puede generar una propuesta?
  5. ¿Hay preferencia por algún host o plataforma?
  6. ¿Existe material gráfico o debe generarse?
  7. ¿En qué tiempo se espera la entrega final?

También resulta de mucha utilidad hacer muestras del trabajo hecho gradualmente y programarlas para que se pueda obtener de ellas una retroalimentación efectiva.

Pero ahora que sabes lo que siempre hay que preguntar durante el Briefing, también creemos importante contestar una pregunta muy común pero que parece estar perdida con todo su significado.

¿Quién es el cliente del diseñador?

Parece obvio, pero realmente hay que saber siempre para quien estamos trabajando. En primer lugar, sabes que tu cliente será siempre quien está pagando pero cuando no es así, ¿quién es el cliente del diseñador?, ¿cómo es la relación del cliente y el diseñador?, ¿será que nuestro cliente en realidad también está dentro de la misma agencia? La respuesta es que sí.

Para el fin de conseguir que un proyecto esté terminado con todas las características que necesita, no siempre vamos a tener un contacto directo y en esas ocasiones, el cliente no es quien está haciendo los pagos, el cliente es quien se encarga de mantenernos en contacto o dar su aprobación antes de presentar el resultado.  Mejor dicho, el cliente real es representado por alguien que recaba la información necesaria para el proyecto y organiza a cada componente para poder tener una propuesta al cliente final y en su debido caso, aprueba o rechaza una propuesta o prototipo. Esto lo hacemos en Virket Agency para asegurar la calidad del entregable.

Ver a cada persona involucrada o a quienes están en contacto con un cliente externo, hará posibles mejores formas de organización y de presentar los resultados. 

Sin importar quién sea el cliente hay un principio que no vamos a dejar pasar:

Lo que requiera el cliente debe ser definitivo, si no es que es algo muy cercano a lo que quiere mostrar. Para esto, muchas veces han contado con una serie de búsquedas de opciones para al final poder comunicar lo que esperan de un sitio.

El factor clave para evitar que se vulnere ese principio, es la interacción desde los prototipos, hasta la entrega final del sitio.

Hay 4 principales señales de que la relación del cliente y el diseñador está siendo afectada:

  1. El diseñador toma un rol protagónico y sus propuestas son más personales que enfocadas en lo que quiere el cliente de su sitio y genera retrabajo para el equipo.
  2. El cliente también puede comenzar a ser muy “artístico” y sus peticiones exceden el presupuesto o lo que puede tener mejores resultados, ya sea un sitio informativo o con el fin de convertir.
  3. El diseñador está sin propuestas o iniciativas que ayuden al proyecto a estar listo con todas las características que se pidieron.
  4. El cliente puede ser espectador que no asume la responsabilidad al no proveer la suficiente información o se mantiene pasivo durante los envíos de avances, así como mucha demanda continua de cambios no establecidos desde el inicio.

Al detectar cualquiera de estas 4 señales, es importante volver a recordar el papel que cada uno tiene en la comunicación, después de todo esa es la base de la relación del cliente y el diseñador. 

Con  estos consejos esperamos que pronto tengas listo ese proyecto que tanto te ha hecho cuestionar tu relación y si quieres más consejos, no olvides suscribirte al Newsletter.

Newsletter

Suscríbete a nuestro blog para recibir los artículos a tu correo:
¡Gracias por suscribirte!

Síguenos

Facebook Twitter Instagram LinkedIn