Errores de usabilidad web: ¿cuántos comete tu sitio?

Si conoces algunos de los errores de usabilidad web más comunes, podrás evitar cometerlos, ¿pero qué pasa si ya los cometiste? ¡Descubre las diferentes soluciones que tiene cada uno de ellos!

¿Por qué es necesaria la usabilidad en una página web actualmente?

Como lo hemos visto en anteriores ocasiones la usabilidad web es un conjunto de atributos que hacen más sencilla la navegación de los usuarios en una página. En todas las plataformas es necesario que se puedan verificar y solucionar los problemas de usabilidad existentes, de lo contrario podrías estar perdiendo muchas conversiones. 

Esto se debe a que los consumidores decidirán que les interesa gracias a la experiencia, tener empatía por el usuario será una buena señal de que la marca se interesa por ellos. 

Dentro de algunos de los errores de usabilidad web más comunes que hemos encontrado, podemos destacar algunos así como encontrar las soluciones para mejorar la usabilidad web de tu sitio.

errores de usabilidad

Errores de usabilidad web que cualquier sitio web puede estar cometiendo

Al realizar una auditoría de sitio o hacer pruebas de funcionamiento, muchas veces podemos ver que una marca no obtiene las conversiones que necesita debido a que el proceso es confuso y poco natural. Es muy grave saber que las ofertas, promociones, contenidos o productos son muy buenos, pero que el usuario no puede llegar a ellos. 

Si estás obteniendo resultados de los mismos usuarios, puede significar dos cosas: que has fidelizado a tu público objetivo pero que obtener nuevos es un reto para tu plataformas. En este caso es necesario que comiences a revisar los datos sobre quienes son tus usuarios y a quienes quieres llegar. 

A continuación te presentamos los errores de usabilidad más comunes y cómo fue que se han resuelto.

  • Consistencia en el diseño

Esto es uno de los problemas que aunque parezcan más simples, siempre presentan mayor trabajo en el arreglo. Cuando un usuario entra a la web de tu marca, espera que todo le comunique la identidad de marca, lo que incluye la funcionalidad de los atributos como botones, información o links. Lo ideal es que funcionen de forma similar y que no presenten errores en su programación. 

Un usuario esperará que todo funcione como se le presentó en un inicio, con ello ayudamos a que se realice el objetivo con mayor facilidad. A esto se le llama cohesión, un ejemplo de su aplicación es que se construyan diferencias gráficas dependiendo de la función de cada elemento. 

Si un botón debe dirigir a formulario, identificarlo con un gráficos o colores para ello, si debe dirigir a otros productos, también señalizar de forma diferente. Así evitarás confusiones. 

  • Sitios sin diseño responsivo

Esto es fundamental para una página web porque ayuda a su posicionamiento y hace accesible el acceso para todos los que consulten con tu marca. Es uno de los malos ejemplos de usabilidad porque imagina a tu cliente ideal llega a tu sitio gracias a las campañas, pero su dispositivo no es compatible con el diseño por lo que más del 50% de la información no podrá ser vista. 

El diseño responsivo se ajusta a cada dispositivo por lo que la experiencia de cada usuario no dependerá de su medio de consulta. 

  • Mala arquitectura de la información

Otro de los ejemplos de mala usabilidad web, depende de la organización y arquitectura de la información. Uno de los principales problemas en usabilidad es que la información no esté estructurada por bloques o secciones. 

Cuando esto pasa es más difícil que los usuarios encuentren lo que buscan el sitio, por la misma razón deberás considerar el número de clics que dan las personas para conseguir el objetivo. Para resolverlo recomendamos seguir acciones como:

  1. Organizar cada sección e información de forma lógica y por separado. En el caso de que tu página tenga el objetivo de vender en línea, recomendamos utilizar categorías por productos, así como tener una sección para cada producto.
  2. Dividir el contenido por página en secciones utilizando diferentes estilos de texto, espacios en blanco y atributos para destacar los elementos importantes.
  3. Favorecer la navegación de los usuarios por medio de una estructura intuitiva y contenido bien organizado.
  4. Recordar el comportamiento de los usuarios frente a una plataforma; el orden de lectura de los elementos y al momento de diseñar consideres el uso de un mapa de calor.
  • Información poco legible

Cuando una persona visita un sitio web, lo primero que realiza es una especie de escaneo de la información. Uno de los errores de usabilidad web más comunes es que olvidemos este primer acercamiento y los contenidos sean confusos o no nos ayudan, los gráficos que agregamos.

Esto se logra con párrafos cortos, al igual que con textos destacados y marcando la información relevante con ayuda de indicadores visuales. Agrega títulos y subtítulos y si es necesario integra infografías con la información más relevante.

La tipografía también es importante, en este sentido, las letras redondas pueden ayudar a que tus usuarios puedan leer fácilmente la información. 

  • Poco control de los enlaces externos e internos

Estos errores de usabilidad web están relacionados con anchortexts muy amplios o bien, que no sea clara el área que tiene un clic para la navegación. Se deben actualizar los enlaces hechos, así como revisar que no sean enlaces rotos o sin relación.

Un detalle importante es que los desarrolladores y diseñadores tengan en cuenta marcar o diferenciar los enlaces que ya se visitaron para evitar que un usuario haga más de dos clics en información que ya revisó. 

Evitar que los CTA sean genéricos ya que los usuarios tienden a evitarlos, así que mientras más originales sean, mayor éxito podrán tener.

  • Errores en los formularios de registro

Pedir datos innecesarios hace menos eficiente el proceso para un usuario, no tiene sentido pedir su edad, si en realidad ya tenemos establecido quienes son parte del segmento clave de un producto. Un ejemplo lo tenemos con los formularios de Google que por default pedirán la información de contacto y en algunos casos, la entidad demográfica, muy útil para envíos o bien, para campañas de Multilocation. 

También debemos considerar a los más despistados o poco relacionados con la digitalización. Agregar ejemplos en campos vacíos le va a ayudar a saber lo que queremos saber de ellos. 

Agregar una opción para borrar o volver a revisar las opciones también nos ayudará a ser más efectivos con los usuarios que se pueden equivocar en llenar los campos solicitados. Relacionado a esto, es importante que si el formulario es muy largo, consideremos la paciencia del usuario, evitemos que tengan que llenarlo desde el inicio en caso de error en uno de los campos vacíos. 

Una recomendación es que antes de publicar un formulario, lo probemos con diferentes personas que nos puedan dar pistas de lo que falla o es difícil de completar. Esto te va a ahorrar sorpresas en el registro de leads.

  • Falta de campos de búsqueda en la página

Si estamos tratando con personas que tienen un nivel de especialización en tu información, es probable que entren directo a lo que buscan y si no les ofrecemos la oportunidad de llegar de forma directa, se irán. 

Cuando ya tienes mucha información, lo mejor es optimizar una barra de búsqueda interna que haga más sencillo encontrar el elemento que le interesa al usuario. Evita arrojar resultados poco relevantes, es mejor si optimizas la información como lo harías con un buscador externo.

  • URLs poco amigables con la navegación

Como todo usuario, podemos distraernos al momento de navegar y muchos de nosotros revisaremos las URL para comprobar que estamos viendo lo que queremos ver. Si la URL no te dice claramente el nombre de la página que ves, probablemente te salgas. 

Estos son errores de usabilidad web muy comunes porque por descuido o por no tener empatía con el usuario, cometemos omisiones en la nomenclatura. Recuerda siempre integrar en la URL el título del producto o contenido.

¿Cuántos de estos errores de usabilidad web comete tu web? 

Revisa si puedes navegar con total libertad e intuición hasta tus formularios de registro o en el carrito de compra.

Algunos de nuestros clientes comentan que sus errores más frecuentes se reflejaban en los leads que querían obtener o bien en las compras de sus sitios. Solucionarlo es un proceso del que siempre aprendemos.

Si no sabes qué está pasando con tu página, recuerda que contamos con una auditoría que te da las pistas que necesitas para un sitio optimizado. 

¿Resolvemos estos errores de usabilidad web contigo?

Newsletter

Suscríbete a nuestro blog para recibir los artículos a tu correo:
¡Gracias por suscribirte!

Síguenos

Facebook Twitter Instagram LinkedIn