Averigua cómo la carga cognitiva afecta la experiencia de usuario

¿Recuerdas cuando por primera vez en internet encontraste una página con interacción? Ahora sabemos que esto se trata de la experiencia de usuario y que resultó ser uno de los principales atractivos de las marcas para acercarnos a sus productos. Esto se logra a partir de generar una experiencia positiva en los usuarios, y para ello, se requiere una planificación detallada, pues si algo que pudo haber tenido la mejor intención, impide la funcionalidad de la página; todos los esfuerzos se perdieron. 

Piensa en lo que ocurre cuando en vez de tener una experiencia positiva, te encuentras con demasiada información o “ruido” que te impide entender las reglas del sitio al que acabas de acceder, es frustrante, ¿verdad?

Esto es ocasionado por lo que llamamos carga cognitiva.

Pero, ¿qué es la carga cognitiva y cómo puede afectar al usuario?

Es la acumulación de información confusa, ambigua y con poco valor práctico para el usuario. Si nos ponemos más serios, cuando el usuario ya hizo el recorrido desde tus Ads, Redes Sociales o SEO, pero al llegar a tu web se encuentra con sobrecarga de información, el proceso anterior estará perdido y con ello, el cliente. ¿Cómo prevenir la tragedia?

Para evitar todos estos inconvenientes, es necesario saber que todos los usuarios comienzan un proceso cognitivo al entrar a nuestra web y lo que debemos hacer es aminorar la carga desde el diseño. 

Por ello, te haremos algunas recomendaciones y explicaremos los factores que producen este efecto. ¿Estás listo?

La primera recomendación es que conozcas el Design Thinking, con el que podrás encontrar la importancia de comenzar un proyecto digital o materializar una idea desde la perspectiva del diseño. 

3 causas de la carga cognitiva en tu usuario

Como ya te explicamos, la principal causa es la saturación de información, ya sea textos, imágenes, animaciones, colores o falta de alguno, pero también existen otras tres a las que debes estar atento:

  1. Falta de claridad: esto ocasiona en los usuarios confusión respecto a procesos, información o con la misma interfaz que presentas.

  2. Exceso de opciones: ofrecer variedad de opciones siempre es bueno con medida, porque si son demasiadas, en realidad sólo hacemos que el usuario cuestione el objetivo por el cual visitó tu sitio. 

  3. Demasiado esfuerzo cognitivo: se trata de causar o provocar obstáculos en el usuario para lograr el objetivo de estar en el website.

¿Qué pasa si provocamos la carga cognitiva en el usuario?

Pueden ocurrir diversas cosas, pero principalmente debes saber que la carga cognitiva es acumulativa; es decir que estaremos contribuyendo poco a poco a colmar a nuestro usuario, y al final terminar con su paciencia o alcanzar el límite de carga. Y no sólo esto, imagina que una vez que ha perdido por completo el hilo de interés en tu producto o no lo conoció, también Google te informa por medio de tu tasa de rebote. Si entendemos mejor a nuestros usuarios, será mucho más sencillo saber qué tipo de experiencia buscan, para ello, existen servicios como Auditorías en UX  que te ayudan a resolver problemas como:

  • Pérdida de atención

  • Fatiga mental

  • Aumento del tiempo para conocer tu marca.

  • Reducción de la comprensión de tu mensaje

  • Evitar el regreso a tu página.

¡Diseña tu marca centrada en el usuario!

La solución para que ninguno de los escenarios anteriores ocurra, es que pensemos y experimentemos nuestra web como lo haría el usuario. Promover en nuestro equipo de desarrolladores, la comprensión de quiénes son posibles clientes potenciales, es una forma de prevenir desastres.

Recordemos que la experiencia debe ser completa, desde el momento en que entrarán a tu web o incluso la funcionalidad del mismo dispositivo en el que interactúa cada persona, por lo que tener en cuenta todo esto en el testing resulta necesario. Recuerda que debemos pensar en:

  • Fondo: ¿Cuál será la información que daremos?

  • Forma: ¿Cómo lo vamos a presentar?

  • Funcionalidad: ¿Cómo deben funcionar elementos como la plataforma, la web, los dispositivos?

Existen diferentes razones para aplicar el UX Design en nuestra web como:

  1. Google favorece a quienes logran mayores resultados por medio de su UX experience y evita penalizaciones.

  2. Éxito en nuestra página de venta con mayor tasa de regreso, fidelidad y satisfacción gracias a la experiencia.

  3. Ayuda al usuario a tomar la decisión de adquirir tu servicio o producto sin causar conflictos en sus procesos mentales.

Recuerda que hoy en día el protagonista de una marca es el usuario, por lo que crear estrategias pensadas en él, contribuye al éxito de nuestras ventas. No te olvides de medir los resultados, de aplicar estos tips y revisar que las experiencias beneficien a tu marca con Virket Agency!

Newsletter

Suscríbete a nuestro blog para recibir los artículos a tu correo:
¡Gracias por suscribirte!

Síguenos

Facebook Twitter Instagram LinkedIn