Analizar un mapa de calor en marketing: lo que te dice un Heat Map

Analizar un mapa de calor en marketing te puede ayudar a identificar diferentes problemáticas y oportunidades que tiene un sitio.

¡Sigue leyendo!

Seguramente ya sabes que un mapa de calor es la representación gráfica del interés que tienen los usuarios que entran a un sitio. Gracias a estas imágenes con diferentes colores puedes saber en dónde hay una mayor atención de los usuarios e identificar por qué pasa eso.

Existen diferentes tipos de mapa de calor y cada uno de ellos te ayuda a revisar una situación en concreto. 

Puedes realizar acciones cómo:

  • Encontrar los principales puntos de fuga o abandono del proceso de registro en cada una de las landing pages de tu marca.
  • Conocer la profundidad de visualización de cada landing, es decir, hasta qué zona o sección llegan los usuarios y cómo puedes impulsar el recorrido.
  • Detectar los puntos o zonas con mayor interacción dentro de cada landing
  • Descubrir secciones o zonas que pudieran representar un impacto positivo en la toma de decisión del usuario y con ello mejorar la tasa de conversión.

¿Qué determina el mapa de calor?

Como pudiste verlo en los bullets anteriores, el mapa de calor ayuda a determinar en dónde existe mayor atracción de parte de los usuarios y con eso puedes encontrar la solución a diferentes problemas relacionados con la conversión o el Customer Journey. 

Para poder saber qué hacer cuando tienes muy poca actividad en una sección del sitio o Landing Page existen tres tipos de mapas de calor: los mapas de movimiento, los mapas de clics y mapas de desplazamiento vertical. 

En caso de que vayas a analizar un mapa de calor en marketing para descubrir el comportamiento de un usuario que se desplaza por una página web, recurres al mapa de calor de desplazamiento vertical. En este caso vas a poder localizar los puntos con mayor atención y ahí mismo situar los CTA, formularios o bien el contacto con el equipo de ventas. 

Estadísticamente, siempre existen zonas con una mayor actividad que se pueden identificar con un mapa de calor, al colocar un CTA en esa zona para aumentar la probabilidad de que exista una conversión. 

Con un propósito diferente tendrás la opción de aplicar un mapa de clics, el cual indica el lugar en el que los usuarios dan más clics y por lo tanto hay un interés en la información o bien, hay demasiados clics para los usuarios y eso puede ocasionar abandono.

Es ideal para los sitios pensados en ser interactivos porque si existe un lugar que no esté destinado a alguna acción y se pueden ver los clics, probablemente hay elementos que distraen y por ello no se completa el recorrido.

Con estas opciones, realmente podrás descubrir qué es lo que pasa en el sitio web y la razón por la que unas secciones tienen más tráfico que otras o bien, no se cumple el recorrido planeado en el diseño. Adicionalmente también existen los mapas de riesgos que funcionan de forma similar a los mapas de calor y te funcionan para identificar:

  • Daño por riesgo operacional.
  • Robo de información o un ataque.
  • Encontrar comentarios negativos que afecten al SEO.
  • Número de clientes que se han ido del sitio o publicidad no permitida.

Ahora que quedó claro eso, podemos continuar.

Mapa de calor para analizar un sitio web

Ahora que ya conoces las situaciones en las que un mapa de calor te puede ayudar, falta saber cómo lo vas a interpretar y potencialmente cómo vas a poder sacar el mapa de calor de un sitio web.

Por ejemplo, hace un tiempo en Virket Agency ocurrió el caso de un cliente con el que no habíamos tenido la idea de revisar el sitio web. No porque hubiera un problema, pero realmente nos interesaba saber por qué había secciones que tenían un mayor engagement que originalmente no se habían considerado importantes. 

Esto nos permitió identificar aspectos como un cambio en el comportamiento e intereses del target, los productos que interesan o hasta identificar este comportamiento por temporadas cuando lo habíamos definido como un comportamiento consistente. De esa manera supimos actuar y hacer los ajustes en la Landing Page del cliente. 

El mapa de calor es la representación gráfica de los datos que obtenemos como valores individuales y se concentran en una matriz. Estos datos son muy complejos para explicarse uno por uno, para que podamos ver el comportamiento. Lograremos ver el área que nos interesa, sea fría o caliente, porque el mapa mostrará esl punto de intersección de los datos.

Los consejos para que la información sea lo más exacta posible son:

  • Utilizar mapas de calor sencillos.
  • Utilizar colores diferentes para mostrar las diferencias.
  • Evitar usar métricas que no tienen relación entre ellas.

Afortunadamente, actualmente existen herramientas para analizar un mapa de calor en marketing. Es decir, ahora no es necesario encontrar las métricas relacionadas y elegir los colores que nos mostrarán los resultados. 

Las que actualmente son más populares son:

  • ClickTale, muy común para los mapas de calor de clics.
  • Hotjar que cuenta con los tipos de calor que revisamos, pero, según usuarios, puede tener mejor resultado para el engagement.
  • Crazy Egg que funciona realmente con cualquier tipo de análisis.

¿Cómo sacar un mapa de calor? Básicamente con alguna de estas herramientas puedes hacerlo sin necesidad de tomar los datos del Dashboard analítico y hacer el cruce de las métricas. Sin embargo, realmente creemos que cuando puedes mover tú mismo los valores cruzados, puedes obtener un detalle más exacto de lo que ocurre en determinadas zonas de un sitio.

Para analizar un mapa de calor en marketing es importante saber cómo se va a interpretar porque es posible tenerlo, pero, si no podemos dar respuesta a patrones que se han estado cumpliendo, en realidad, no nos ayuda mucho hacerlo.

Interpretar un dato requiere tener un objetivo porque así elegiremos las métricas que más influyen en el resultado final del análisis. En el caso del engagement que se produce se van a tener que alinear los números que nos hablen de tiempo en que se tarda en producir un hit, el porcentaje de rebote, visitas desde diversos medios, entre otras.

Cuando sabes lo que vas a analizar con un heatmap o mapa en verdad puedes encontrar comportamientos muy interesantes. Algunos de los objetivos que son más recurrentes en el uso de los mapa de calor están relacionados con:

  • Comportamiento del usuario en determinado dispositivo al entrar al sitio.
  • Segmentos de usuarios con más interés en diversos productos.
  • Elegir los CTA más exitosos y llamativos para la audiencia.
  • Hacer pruebas de elementos interactivos o funcionalidades antes de que se usen de forma común,

Un mapa de calor es una forma gráfica de asegurarnos de que la experiencia y el recorrido del usuario nos está generando resultados. No recomendamos hacer un cambio significativo o que pueda hacer más complejo el recorrido o desplazamiento si no se conocen las áreas que mejor funcionan.

Analizar un mapa de calor en marketing para determinar cómo hacer mejorar en un sitio web, es la forma más sencilla de mostrar por qué tienes que hacer una mejora en la implementación, por qué conviene hacer una auditoría o por qué necesitas mandar enlaces desde anuncios a determinados productos si buscas un mejor rendimiento del presupuesto. 

Es decir, no sólo van a mejorar las interacciones con el sitio, ni te va a decir dónde hay que hacer ajustes para aumentar el engagement, también si estás en un proceso para conseguir más conversiones, puedes saber en dónde ha habido mayor interés para asegurarte de que los anuncios en campañas llegan a ese lugar del sitio.

En fin, también puede salvarte cuando quieres enviar más usuarios a un lugar poco explorado y averiguar la razón de que no se visite tanto. Lo mejor siempre será contar con equipo que te ayude a analizar un mapa de calor y el resultado pueda aplicarse al marketing.

Si quieres saber más sobre el análisis de tu sitio y cómo puede ayudarte Virket Agency, ¡no olvides suscribirte al Newsletter y activar las notificaciones!

Newsletter

Suscríbete a nuestro blog para recibir los artículos a tu correo:
¡Gracias por suscribirte!

Síguenos

Facebook Twitter Instagram LinkedIn